Historias de vida

Cuando visité a mi abuelo en el verano de 1983, lo hice con un micrófono. Estaba cansado de escuchar regularmente la historia de su vida. Era necesario actuar, así que extendí mi micrófono y le hice algunas preguntas. Dos horas después, ¡todo estaba en la cinta magnética!

Escuché la grabación con mis hijos pequeños en el año 2000. Fue un shock. Hace mucho tiempo que mi abuelo ha fallecido, pero de repente revivió y contó su vida y sus acontecimientos históricos. Una docena de veces, sorprendí su voz que vibraba diferente o hablaba un dialecto cuando la emoción era demasiado fuerte.

¡Qué pellizco al corazón! Mi identidad se reflejó en la suya, pero también se fortaleció. Me quedé asombrado y conmovido. Las historias de la vida, pero también las muchas formas de testimonios, historias o recuerdos, dan forma a nuestras identidades y nos enriquecen. Las grabaciones de sonido (podcasts, por ejemplo) nos presentan a personas famosas, pero también a nuestros amigos y familiares o seres queridos.

Graba las voces queridos antes de que sea demasiado tarde. Será un regalo inestimable y para siempre.

Esscucha algunas entrevistas recientes aquí

“Uno se vuelve pequeño si no se escucha” (cita de Nils Christie, criminólogo y científico social noruego)